El Presidente boliviano se mostró disconforme con el reciente fallo de la Corte Internacional de Justicia y aseguró que su país insistirá para tener una salida al mar.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró este lunes que su país nunca renunciará a su reclamo de un acceso soberano al océano Pacífico, después que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya fallara que Chile no tiene obligación de negociarlo.  

" Bolivia nunca va a renunciar", dijo Morales en una breve declaración sin aceptar preguntas de los periodistas a su salida del Palacio de la Paz de la Haya, acompañado de la delegación boliviana.  

El presidente subrayó el llamado de los magistrados a seguir con el diálogo entre Santiago y la Paz. “En el informe, si bien no hay una obligación de negociar, hay una invocación a seguir continuando con el diálogo”, aseguró.  

En el fallo, leído por el presidente del tribunal  Abdulqawi Ahmed Yusuf, los magistrados reconocen que  “Chile no está obligada jurídicamente a negociar un acceso soberano al océano Pacífico para el Estado plurinacional de Bolivia”.  

Tras desmontar uno a uno los argumentos presentados por Bolivia sobre una eventual obligación jurídica de Chile, los magistrados urgieron en el párrafo 176 a ambas partes a  “continuar su diálogo” en un  “espíritu de buena vecindad” para abordar el  “enclaustramiento de Bolivia”.  

La demanda de La Paz databa de abril de 2013, pero sus bases se remontan hasta el Tratado de 1904, que selló la pérdida de 120.000 km2 de territorio, entre ellos los 400 km de costa, por Bolivia en la Guerra del Pacífico (1879-1883) ante Chile.  

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »