La medida fue implementada en una escuela de Pilar. Los preceptores le miden la longitud la vestimenta de las mujeres y si no es la adecuada, no pueden ingresar a la institución.

Un colegio católico de la localidad bonaerense de Pilar quiere que sus alumnas dejen de utilizar polleras para “evitar tentaciones”. Las estudiantes aseguran que los preceptores les miden el uniforme antes de ingresar y que si la longitud no es la correcta, se les impide la entrada a la institución.

 

“Como sabemos que muchas chicas vienen con polleras muy cortas y que de esa manera provocan, vamos a evitarlo prohibiendo las polleras”, dijeron las autoridades del San José, que recorrieron salón por salón para transmitir el polémico mensaje. En tanto, una de las alumnas explicó: “Ellos mandaron a los preceptores para que nos midieran el uniforme, porque ´tiene´ que estar dos centímetros por arriba de las rodillas”.

 

La decisión no cayó para nada bien entre los adolescentes, quienes evalúan si los varones concurrirán o no al establecimiento con polleras en repudio “al pensamiento retrógrado” de los directivos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »