El presidente remarcó que Argentina tiene una "enorme generosidad" con los extranjeros pero pidió "reciprocidad" por parte de los países de origen de quienes migran al país.

La cuestión de la inmigración en el país suele traer controversia. Y cuando algún extranjero que radica en el país comete un crimen, el tema recrudece en la agenda de los políticos.

El crimen de Sheila, perpetrado presuntamente por su tío de nacionalidad paraguaya, puso el tema nuevamente en tela de juicio.

Al respecto, el presidente Mauricio Macri habló desde Río Cuarto: "Que vengan a trabajar como hicieron nuestros abuelos y no algunos que vienen y le dan mucho trabajo a la ministra Patricia Bullrich".

 

A su vez, el jefe de Estado pidió analizar "cómo son las reciprocidades" y señaló que el país tiene una "generosidad absoluta". "Pero queremos ver que haya reciprocidad", subrayó.

Por su parte, la ministra Bullrich evaluó que la cuestión de la reciprocidad en el uso de servicios públicos depende de que el Congreso trate modificaciones a la actual normativa. 

Además, la funcionaria indicó que "toda aquella persona que tiene causas abiertas o condenas en otros países con los que se están haciendo acuerdos hoy no tienen posibilidad de venir a la Argentina". 
 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »