Sasha González vivió un calvario entre sus 13 y 15 años. Ahora empieza el juicio contra sus atacantes.

Por María Helena Ripetta
mripetta@cronica.com.ar

Sasha González denunció a su padrastro por haber abusado de ella durante dos años con la complicidad de su madre biológica. Ella luchó y finalmente el 7 de junio próximo él estará sentado frente al Tribunal que deberá decidir si es culpable o no. Sasha rehízo su vida y vive con su pareja, pero espera que se haga justicia, porque el abusador todavía vive impunemente con sus hermanos y su progenitora, que siempre descreyó de sus denuncias y la insultaba y humillaba, mientras que su padrastro se burlaba.

Sasha dialogó con Crónica y ante la pregunta de cómo se siente actualmente, dijo: “Con nervios porque puede pasar de todo, es un juicio oral y digamos que como está la Justicia en este país da a lugar a todo . El abusador, Heikele Jonatán Nahuel, llega en libertad al juicio y vamos a tratar de que también se la impute a mi mamá, ya que ella tuvo participación en los hechos, pero jamás fue imputada por la Fiscalía de Campana. Yo por mi parte espero poder vivir tranquila, mas allá de la condena, y que mis hermanos puedan tener una vida sana ya que aún viven con el abusador y mi madre”.

“Espero que esto tenga un cierre y que la sentencia sea justa ni mas ni menos por todo el dolor causado y todo lo que viví luego de impulsar la causa”, agrega la chica que hoy estudia Derecho. Según la denuncia, los abusos de su padrastro fueron entre sus 13 y 15 años.

¿Cómo es tu vida ahora?

Estoy estudiando, haciendo algunas materias de Derecho y de la licenciatura en Trabajo Social, sin trabajo desde el año pasado. Convivo con mi pareja y trabajo como voluntaria en asociaciones civiles cuando me da el tiempo, o sea un trabajo voluntario. En todo este tiempo sufrí el estrés pos traumático, trastornos alimenticios, no dormir, me perdí de estar junto a mis hermanos y hoy en día yo no tengo una relación con ninguno de ellos. Empecé a armarme de nuevo psicológicamente, me destruyeron estos años de mucho desgaste.

¿Tu mamá se acercó en algún momento a vos durante todo este tiempo?

No, ella se mantiene firme en seguir con él y obviamente defenderlo. Nunca mostró arrepentimiento ni intentó hablar conmigo. Siempre de parte de ella recibí amenazas, insultos y humillación, descreyendo de mis dichos cuando ella misma presenciaba conductas fuera de lugar por parte de su marido.

¿Vas a tener que declarar durante el juicio?

Sí, porque la fiscal de Campana jamás me tomó cámara Gesell y recién pude acceder a declarar ya mayor de edad, en declaración testimonial, así que tengo que volver a repetir todo en el juicio. Me dijeron que hay posibilidad de sacar al abusador de la sala mientras yo esté declarando, así que voy con esa idea, no quiero ni verlo. Me da mucho asco y sé que se va a burlar porque siempre se mantuvo en esa postura burlona hacia mí.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »