La directora gerente del Fondo Monetario Internacional afirmó que el plan acordado con el FMI "pretende fortalecer la economía argentina".

Christine Lagarde, felicitó a las autoridades argentinas por haber logrado un acuerdo crediticio por 50.000 millones de dólares con el organismo multilateral y subrayó que se trata de "un plan concebido e instrumentado por el gobierno argentino y que pretende fortalecer la economía en beneficio de todos los argentinos".
 
El acuerdo Stand-by de tres años de plazo "está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del Fondo que examinará el plan económico de Argentina", anunció el organismo con sede en Washington a través de un comunicado. La próxima reunión de la conducción del organismo se realizará el 20 de junio.

El anuncio del FMI se conoció casi un mes después de que el presidente Mauricio Macri oficilizará el inicio de conversaciones con el organismo para acceder a un crédito.

La primer reunión formal se concretó en la segunda semana de mayo y luego de múltiples visitas de funcionarios del gobierno a Washington, incluida la que realizó el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dos días después de hacerse pública la decisión de recurrir al Fondo, el entendimiento recibió el visto bueno.

Ahora, tras confirmarse el acuerdo a nivel del personal técnico, Lagarde dio su "respaldo" a las reformas económicas que tienen lugar en Argentina y dijo sentirse "complacida" de poder "contribuir" a los esfuerzos del gobierno para fortalecer la economía "brindando respaldo financiero, que apuntalará la confianza del mercado, dándoles a las autoridades tiempo para abordar un abanico de vulnerabilidades de larga data"

"Como parte de ese respaldo, tanto el FMI como el gobierno argentino tienen intención de colaborar para que se tomen las medidas y se activen integralmente los recursos necesarios a fin de proteger a la población más vulnerable a medida que avancen las reformas económicas", aclaró la titular del Fondo.
 
En ese sentido, Lagarde dio la "bienvenida a la intención de las autoridades de acelerar el ritmo de reducción del déficit del gobierno federal, restableciendo el balance primario para 2020"

"Esta medida tendrá en última instancia el efecto de reducir las necesidades de financiamiento del gobierno, encauzar la deuda pública por una trayectoria descendente y, como lo ha señalado el Presidente (Mauricio) Macri, aliviar una carga que lleva a cuestas Argentina", sostuvo.

El comunicado subrayó el compromiso adoptado por las autoridades argentinas de "mantener un piso para el gasto en asistencia social" velando para que "el gasto, como porcentaje del PBI, no descienda en los tres próximos años" siendo que "si las condiciones sociales empeoran, la economía se desacelera o el desempleo sube más rápido de lo previsto actualmente, existen disposiciones para incrementar más la asignación presupuestaria dedicada a las prioridades sociales".
 
Este fin de semana, se espera que el presidente Macri y Lagarde, mantengan un encuentro en el marco de la reunión de líderes del G-7 que tendrá lugar en Quebec, Canadá, donde podrán dar seguimiento al acuerdo Stand-by que solicitó el gobierno.
 
Asimismo, el Fondo convocó a los medios a una conferencia de prensa este viernes a las 11 (12 en Argentina) junto al director para el Hemisferio Occidental de la institución, Alejandro Werner, y el jefe de misión para Argentina, Roberto Cardarelli, para "presentar los aspectos más importantes del acuerdo".

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »