La "standapera" Mar Tarrés denunció en redes sociales que fue discriminada en una discoteca de Mendoza. Tras el escándalo, los dueños del local pidieron disculpas.

Un nuevo caso de discriminación generó indignación y repudio en en las redes sociales. En esta oportunidad, la popular standapera Mar Tarrés denunció que se le quiso impedir la entrada a un boliche de la localidad de Mendoza por "ser gorda". La artista de 30 años hizo su descargo a través de un video en Facebook, que rápidamente se viralizó y en 48 horas registró más de 200 mil reproducciones.

 

"El jueves a la noche fui al boliche Gutierrez con dos amigas, las tres somos gorditas. Llegamos y el tipo que estaba en la puerta con cara de asco nos dijo que teníamos que pagar 250 pesos o no entrábamos", comenzó relatando la joven comediante, quien se caracteriza por denunciar estos episodios de discriminación.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »