El ex Secretario de Transporte fue apuntado por uno de los empresarios arrepentidos que declaró en la causa de las presuntas coimas por la obra pública.

Claudio Bonadio pidió la detención de el ex Ministro de Transporte Juan Pablo Schiavi, sindicado por Gabriel Romero, el dueño de EMEPA, como uno de los que percibió coimas durante el kirchnerismo. 

Su declaración fue ante el juez Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos Gloria por las supuestas coimas y aludió al ex ministro cuando se refirió a la causa de Hidrovías. Por la misma y tras la declaración de Romero, el fiscal Gerardo Pollicita planea pedir en los próximos días la indagatoria de Cristina Kirchner


 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »