En septiembre, la marca acumuló ajustes por el 21 por ciento. El resto de las petroleras seguirían sus pasos.

Sobre el final de septiembre, la petrolera Pan American Energy (PAE) dispuso aumentar en promedio en todo el país un 8,4 por ciento el precio de los combustibles en sus estaciones de servicio Axion, marcando una línea que se espera el resto de los jugadores en el mercado sigan en los próximos días.

 

Durante septiembre, los subas implementadas por Axion acumularon el 21%. Según informaron fuentes del sector, Axion Energy aumentó 8,9% el valor de la nafta Súper, un 7,7% la versión Premium, un 7,9% el Gasoil económico y 6,4% el de mayor calidad.

 

El ajuste promedio en la ciudad de Buenos Aires rondó el 8%: la Súper llegó a $36,74; la Premium a $43,57; el Gasoil Grado 2 a $32,98 y el Grado 3 a $38,98. Frente a las subas tanto en el valor del dólar como en la cotización del barril de petróleo, eran inminentes aumentos en las naftas.

De acuerdo con un informe de agosto de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac), Axion representa un 11% del mercado nacional de combustibles. Y si bien no hay un monto definido, se espera que el jugador más grande del mercado, YPF (tiene 55% del mercado), salga con un aumento “en línea con el de Axion”, según confirmaron desde la empresa publico-privada.
 

Subas previas

Los aumentos implementados este fin de semana se suman a subas de entre 8 y 12% que tanto Axion como YPF ejecutaron a principios de mes en sus bocas de expendio. En aquel momento, la suba respondía a un cambio en el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC) y el alza de los biocombustibles, una de las materias primas con las que se hacen las naftas, y cuyo valor lo fija la ahora Secretaría de Energía.

 

Luego, a mitad de mes YPF y Shell respondieron a un encarecimiento del biodiesel, con aumentos de entre un 2 y 2,5% en el precio final del gasoil.

 

Se espera que en diciembre haya otro aumento general en el mercado por un nuevo ajuste en el ITC. El mismo es producto de la metodología de la AFIP que actualiza el índice en base a la variación inflacionaria medida por el Indec para el trimestre anterior.

Desde la Secretaría de Energía, a cargo de Javier Iguacel, hace un tiempo que se está trabajando en una lista de precios de referencia o “precios indicativos”, similares a la modalidad de Precios Cuidados. Los mismos actuarían como un paliativo frente al repunte de precios en el sector, que tiene una cadena de costos altamente dolarizada.

El último reporte elaborado por Economic Trends para la Fecac aseguró que los precios todavía “no alcanzan valores de equilibrio”, a pesar de los sucesivos incrementos en los surtidores. En la comparación regional, la Argentina tiene atrasos en surtidores de hasta 29% para la nafta y 36% para el gasoil.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »