En conferencia de prensa desde Casa Rosada, Mauricio Macri explicó por qué no se le pagó el beneficio a los abuelos e hizo mención a la reparación histórica.

Por Gabriel Calisto
gcalisto@cronica.com

Durante la conferencia de prensa tras el G20, y desde Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri debió afrontar una de las preguntas más duras y allí confirmó que no habrá bono de fin de año para los jubilados, algo que fue reclamado desde la CGT y distintos sectores políticos, para extender el beneficio que se logró para los trabajadores registrados y se hizo extensivo a los estatales en algunas provincias.

 

Con el aumento de este mes, las jubilaciones subieron un 28,8% en el año, mientras que la inflación proyectada para este 2018 supera con creces el 45% (según el Registro de Expectativas de Mercado -REM- del Banco Central, sería del 47%).

El presidente aprovechó que la pregunta formulada combinó dos temas: la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores pasivos con las leyes que fueron propuestas por el Ejecutivo pero no forman parte del temario de sesiones extraordinarias definido por el propio gobierno nacional: la ley de alquileres y el cobro de Ganancias a los empleados del Poder Judicial.

"Todos esos temas siguen siendo prioridad para nosotros, pero en el caso de los jubilados hay restricciones presupuestarias que no nos permiten dar el bono”.

Pese a eso, destacó que es "el gobierno que dio la reparación histórica" a los trabajadores retirados y también elogió el cambio de la fórmula de cálculo de los haberes.

Respecto de la ley de alquileres, dijo que “no se logró el consenso en tan poco tiempo y dado que somos minoría y la agenda parlamentaria siempre es desafiante, no se pudo llegar”.  

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »