Eduardo Villatoro Cano fue el cerebro de su banda, inclusive en prisión

El guatemalteco Eduardo Villatoro Cano fue encontrado culpable, al igual que otros 20 miembros de su organización delictiva, de la matanza de 9 policías en 2013, en medio de un supuesto ajuste de cuentas por drogas con los agentes.

El narcotraficante Eduardo Villatoro Cano, conocido como Guayo Cano, fue condenado por un tribunal guatemalteco a 372 años de prisión, al ser encontrado culpable de la matanza de 9 policías en 2013.

Otros 20 miembros de su organización delictiva, recibieron penas entre seis y 322 años de cárcel por la matanza, atribuida a un ajuste de cuentas contra los agentes que supuestamente les robaron droga.
 
Los jueces del tribunal capitalino "por unanimidad encontraron responsables a los integrantes del grupo criminal de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, robo agravado, comercio, tráfico y almacenamiento ilícito", entre otros, precisó el Ministerio Público (MP) en un comunicado. 

Pese a las altas condenas, la legislación local establece que una persona solo puede pasar 50 años en prisión. 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »