Trascendió en el oficialismo. La iniciativa no parece ser impuesta en el mejor momento, ya que es año electoral. 

El gobierno estaría estudiando enviar, una vez que comiencen las sesiones ordinarias, un proyecto de ley para bajar la edad de imputabilidad de los menores. La iniciativa aparece en cada año electoral, lo que lleva a debates acalorados en un marco lejos del ideal. La propuesta, que trascendió por los medios pero no fue confirmada por las autoridades del oficialismo, llevaría una fuerte impronta de acercarse a las ideas de Jair Bolsonaro, el flamante presidente de Brasil.

El proyecto del nuevo régimen penal juvenil ya había sido anunciado en 2017 por el ministro de Justicia, Germán Garavano, e incluso ya había avanzado en la construcción de consensos con sectores de la oposición, como por ejemplo con el jefe de la bancada justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, pero la coyuntura electoral obligó a postergar el debate.

 

De acuerdo a las mismas versiones, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien pretendía que la edad de imputabilidad sea fijada en los 14 años, le dio el visto bueno a Garavano para que la edad quede en 15 años. La moderación del proyecto facilitaría los acuerdos con sectores de la oposición y permitiría reemplazar lo previsto por la ley 22.278, sancionada en plena la dictadura militar.

La iniciativa contemplaría un criterio de escalas por edad: a los 15 años, los adolescentes serán imputables únicamente por por delitos considerados graves, como homicidios, violaciones, lesiones gravísimas, secuestros extorsivos y robos con armas de fuego.

Rapidamente, desde el oficialismo elogiaron la propuesta, mientras que la oposición apuntó a la ministra Bullrich y la acusó de "fascismo".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »