Se movilizaron 10.300 personas en todo el país en su 30°  protesta, según cifras oficiales. En tanto, se registraron en algunos incidentes leves en diferentes zonas del país.

 

El movimiento de los denominados "chalecos amarillos" continúa perdiendo fuerza en

Francia

. Este sábado movilizó a 10.300 personas en todo el país en su 30° sábado de protesta, según cifras oficiales, en una jornada marcada por una serie de incidentes leves en la sureña ciudad de Montpellier.

Las primeras protestas contaron con más de 30 mil personas que reclamaron en contra de las políticas del presidente

Emmanuel Macron

. En esta jornada, las manifestaciones fueron ligeramente superiores a las del sábado pasado (9.500 personas según el ministerio del Interior), no obstante, la cifra aportada por los organizadores, fue casi el doble con respecto a la oficial, al indicar que hoy fueron 19.654 los manifestantes en todo el país.

La principal movilización tuvo lugar en Montpellier con una convocatoria de más de 2.000 personas, según estimó la Policía y de 5.000 para los chalecos amarillos.

Al comenzar la protesta estallaron incidentes con las fuerzas de seguridad, que utilizaron gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los convocados, según consignó el diario Sud Ouest.

La Prefectura reportó una decena de heridos leves entre los manifestantes y un policía herido en un brazo, en este caso por los proyectiles y artefactos pirotécnicos utilizados por los que desfilaban.

Hubo daños en el mobiliario urbano y comercios, y la Policía detuvo a 16 personas, informó el diario Le Parisien.

También se produjeron manifestaciones en los suburbios de París, donde se produjeron algunos choques entre manifestantes u fuerzas del orden, y en las zonas céntricas de Lille (norte), Burdeos (sudoeste) y Dijon (este), según reportó la radio France Inter.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »