El presidente de Colombia, Iván Duque, valoró el liderazgo del primer mandatario argentino, Mauricio Macri, al que calificó como "muy importante para la región" y para el país, y le agradeció el apoyo de la Argentina en la lucha contra el régimen de Venezuela y el "usurpador Nicolás Maduro".



En un discurso que pronunció en el Museo Casa Rosada, durante un almuerzo que le ofreció Macri como broche final de su visita a Buenos Aires, Duque dijo que el presidente argentino "ha sido un hombre de principios", aun en cuestiones en las que muchos aconsejarían "no te metas", lo llamó varias veces "amigo" y lo llenó de elogios.

Para el colombiano, abogado y escritor de 42 años que asumió en agosto del año pasado la presidencia por el Partido de Centro Democrático, "Latinoamérica no está en un debate entre izquierda y derecha", sino que se trata de un "debate más profundo entre demagogos y pedagogos".

Explicó que "los demagogos promueven el odio de clase y la estatización, y estigmatizan cualquier iniciativa privada", y tras caracterizar al populismo como "pan para hoy y hambre para mañana", ubicó a Macri entre los "pedagogos", porque "le muestra al país el camino que se debe transcurrir para resolver los problemas".

"Usted fue firme en sus principios", le expresó Duque a su anfitrión, y consideró que "su liderazgo en el Grupo de Lima es fundamental" para meter presión contra el régimen venezolano de Maduro en Venezuela, y por ello "es muy importante para la región y es muy importante para la Argentina, en el contexto que estamos viviendo".

Duque le señaló que tenía un "talante práctico y al mismo tiempo amigable" y brindó por seguir trabajando juntos en el futuro: "Le expreso a usted, a todo su gabinete, a todo el pueblo argentino, nuestro más profundo sentimiento de construir con usted una Latinoamérica que se libere para siempre de la demagogia y de la dictadura", dijo.


Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »