Hoy se posiciona como una forma sólida y segura de inversión,principalmente a través de las marcas consolidadas en el mercado y prevé para este año un crecimiento de más de un 10%.

En la Argentina, más de 1.000 marcas cada día ponen en práctica este modelo de negocios que estima para este año un crecimiento en el sector del 11% y un aumento en las ventas de nuevas franquicias del 5%. Con una evolución y desarrollo a ritmo sostenido –incluso por encima del PBI-, el sistema representa el 22 % de las ventas minoristas a nivel nacional. Todos los años se incorporan entre 70 y 100 nuevos franquiciantes y participan en la economía a través de unos 37.000 puntos de venta, según informaron desde la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), en el marco de la 25° edición de la Exposición de Marcas y Franquicias que se realizará del 28 al 30 de agosto en La Rural.

 

Según el análisis de mercado realizado por la Guía Argentina de Franquicias (GAF), el crecimiento del sector fue del 14,5%, considerando el período julio 2018–2019. En este lapso, se han otorgado más de 1.700 nuevas franquicias y el sector ha generado aproximadamente 5.500 nuevos puestos de trabajo.

 

En la actualidad, Argentina comercializa 180 marcas que se extienden a más de 60 países de la región. Los rubros indumentaria y gastronomía son los primeros posicionados como franquicias exportadoras y los principales destinos a los que se llega son: Chile, Paraguay, Bolivia y Uruguay.

 

LA GASTRONOMÍA LIDERA EL CRECIMIENTO

 

Según el informe de la consultora Claves, el rubro culinario domina dentro del mercado de franquicias, con un porcentaje de casi el 40%. La gastronomía es un amplio mercado cada vez más buscado por los inversores que quieren generar su propio negocio, donde priman las consultas en marcas de fastfood, hamburgueserías y cervecerías artesanales, ya que hoy cuenta con el aval de marcas con trayectoria y posicionamiento en el mercado local.

 

En particular, la categoría de comida rápida transita un crecimiento exponencial en los últimos años, producto del surgimiento de nuevas propuestas, que hicieron crecer el mercado y acercar el producto a consumidores que se mostraban reticentes a este tipo de menú.

 

Tal es el caso de empresas como Mostaza, una de las 2 principales cadenas de comida rápida del país, reconocida por el tamaño y la calidad de sus productos, que se impone con un agresivo plan de expansión con el que aspira a finalizar 2019 con 140 locales activos, alcanzando las 200 tiendas para 2023. El modelo mixto de negocios de la compañía está conformado por un 50% de franquicias (su inversión inicial arranca en los U$S 250.000) y 50% de tiendas propias, ubicadas estratégicamente en las principales ciudades del país.

 

“Cuando se invierte en una franquicia, uno no sólo compra la posibilidad de usar la marca y su imagen, sino que además accede a un respaldo mucho mayor que involucra aspectos como: elección del espacio adecuado, desarrollo del proyecto de arquitectura, asesoramiento en contratación del personal, armado de infraestructura, financiación en la compra de equipamiento, capacitación para el negocio, entrenamiento para el staff y apoyo en todo lo que refiere a marketing y comunicación, entre muchos otros beneficios”, señaló Pablo De Marco, Director de Expansión y Desarrollo de Mostaza.

 

La firma de capitales nacionales, que duplicó la cantidad de locales en los últimos 5 años, generó un promedio de 3.500 puestos de trabajo hasta el momento y se proyecta incrementar mil nuevos cada año.“Nuestra propuesta de franquicias nos permite crecer y expandirnos a lo largo de todo el país con un formato que favorece una óptima combinación entre rentabilidad, crecimiento y sostenibilidad del negocio, beneficiando tanto al franquiciado como a la marca”, aseguró Pablo De Marco, Director de Expansión y Desarrollo de Mostaza. “Así, los altos márgenes de ganancias y rápido retorno de la inversión, se consolidan como dos factores claves para impulsar la expansión territorial de la firma”, contó De Marco.

 

La tendencia indica que el franchising gastronómico crece a ritmo sostenido y tiene un gran potencial para seguir haciéndolo. Por su parte, el resto de la oferta del sistema se distribuyen entre: Negocios Especializados (22%), Servicios (16%), Estética y Salud (9%), Indumentaria y Accesorios (9%) y Capacitaciones (6%).

 

Un trampolín de oportunidades

 

La magnitud del fenómeno de las franquicias se refleja en las cifras del mercado que genera cuatro veces más personal que la industria automotriz (220.000 puestos de trabajo), y que durante 2018 movilizó U$D12.500 millones con índices en alza que permiten estimar una participación del 2,35% en el Producto Bruto Interno (PBI).

 

"Hoy el 92% de las franquicias presentes en el país son de origen nacional", afirmó la presidenta de la AAMF, quien detalló que el sistema se popularizó tras la masiva llegada de franquicias extranjeras. “Incluso en los momentos de contracción de la economía, en los cuáles numerosas franquicias extranjeras se retiraron de nuestro país, el modelo de negociologró mantener su tendencia de crecimiento y permitió a muchas empresas expandir sus marcas e incrementar sus negocios", remarcó Perrotta.

 

Este formato, con presencia en el país desde hace más de 30 años, se posiciona como una gran alternativa de crecimiento en el que los costos y los riesgos se minimizan si se invierte en marcas consolidadas y con éxito probado.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »