Desde la Federación Económica de Mendoza y las cámaras adheridas deseamos expresar nuestra posición frente al bono propuesto por el gobierno.

No estamos en contra de los asalariados, por el contrario trabajamos para dar empleo. Somos consciente del deterioro que la inflación ha producido en sus sueldos y esto se ve reflejado en la disminución de las ventas que sufre el sector comercial.

Como efecto positivo sabemos que el bono se traslada a consumo.

Sin embargo está medida es obligatoria para las empresas que tienen su personal registrado y alienta a la informalidad. Pagan los que ya están pagando y le otorga más competitividad a los que tienen empleo informal.

Además la medida no toma en cuenta la realidad sectorial. Hay sectores que pueden pagar y otros que no.
También profundiza la problemática territorial, ya que en el interior de Mendoza sólo subsiste la agricultura y el comercio, ya que la industria y otros sectores desaparecen día a día.

Agregamos que existe un alto grado de informalidad en la economía de la provincia, por lo cual está medida es de escaso impacto y pega de lleno en la agricultura y el comercio.

Por ese motivo proponemos:  

Que no sea obligatorio.
O bien que el pago del bono se considere crédito fiscal o pago a cuenta de impuestos.


Federación Económica de Mendoza
FEM
 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »