"Llegar a la final fue una locura. Es maravilloso lo que logramos", dijo el entrenador del equipo subcampeón del mundo al arribar a Ezeiza.


El entrenador argentino de básquetbol, Sergio "Oveja" Hernández, reconoció hoy a su arribo al país luego del subcampeonato obtenido en la Copa del Mundo China 2019 que "esto no es casualidad" y que "el equipo tenía química y potencial".

"Esto no es casualidad, nunca imagino mucho. No vivo de expectativas o de sueños, pero sí veía que el equipo tenía química y potencial. Desde Toronto 2015 que lo palpo", destacó el DT.

"Llegar a la final fue una locura. Es maravilloso lo que logramos", resaltó el entrenador bahiense quien detalló la principal razón que llevó a la Argentina al subcampeonato mundial.

La selección nacional afrontó, con el mismo plantel que alcanzó el subcampeonato en China, los Juegos Panamericanos de Lima 2019, en los que se colgó la medalla dorada, "llegamos un poco más de lo esperado", remarcó Hernández.

"Las sensaciones son las mejores. Había dos torneos en uno. El hecho de estar, paralelamente buscando otros resultados para clasificar a los Juegos (Olímpicos 2020, en Tokio, Japón) fue muy desgastante en el día a día. Cuando entramos, ya nos tranquilizamos un poco. Fue un festejo casi igual que cuando nos metimos en la final del Mundial. Y por dentro decís, ya está, pero siempre querés más", resaltó el DT que ya piensa en el futuro.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »