Los juegos de apuestas llevan varios siglos formando parte de nuestra sociedad. A lo largo de los años, han ido cambiando las reglas de los juegos y también la plataforma a través de la que son jugados.

En los años veinte, nadie podría predecir que décadas después existirían los casinos virtuales. El sector del juego ha tenido que ir adaptándose a las nuevas circunstancias, y estos cambios han conllevado también una modificación de las leyes que regulan la industria.

Este mismo año, Argentina vivió un momento histórico para la industria del juego en el país. La provincia de Buenos Aires convirtió en ley el Presupuesto 2019, en el que se contemplan dos nuevos impuestos para este sector que deberían ayudar a recaudar 5 millones de pesos. Así, a cualquier premio ganado en máquinas tragaperras en casinos físicos se le grabará un impuesto del 2 %, dinero que irá destinado a los municipios y comunas de la provincia.

En cuanto al juego online, por primera vez pasó a estar regulado en Argentina. Esto significa que las cantidades ganadas en casinos en línea también deben de ser ahora tributadas. Esta nueva regulación también inaugura el reparto de licencias a operadores que se dediquen a esta actividad. Por ahora solo se otorgarán siete licencias a empresas que están obligadas a registrar su dominio y deberán pagar un impuesto sobre sus ingresos brutos.

La necesidad de regular la presencia del sector en Internet tiene mucho que ver con el reciente crecimiento de su popularidad. Plataformas como JackpotCity Casino han aparecido en los últimos tiempos y parece que no van a desaparecer en el futuro más cercano. Los aficionados al juego encuentran en estos servicios online una comodidad que no tienen los casinos tradicionales: poder echarte una partida a cualquier hora del día y en cualquier punto del planeta es un lujo.

Eso no significa que en la industria del juego del azar todo sea de color de rosa. Las casas de apuestas se enfrentan cada día con muchos desafíos: desde la competencia a la protección de la privacidad de sus clientes. Por suerte, cada vez son más las medidas que llevan a cabo estas plataformas para asegurarse de que todos los jugadores son mayores de edad. También utilizan la inteligencia artificial para ofrecer una experiencia más transparente y tranquila.

Deberíamos ver la iniciativa de Argentina de regular el sector como una noticia muy positiva. Con un poco de suerte, se producirá el efecto dominó y serán muchos otros los países que entiendan la importancia de legalizar una actividad tan popular entre los ciudadanos de todo el mundo. Es la única forma de asegurarse que los operadores que ofrecen este servicio usarán las mejores prácticas.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »