El presidente dialogó este mediodía con Radio Salta, como antesala de la marcha del "Sí se puede" que esta tarde encabezará en la capital provincial.

El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que "la Justicia tiene que lograr que todos creamos que no hay impunidad", pero aseguró que todavía "la política pesa" en el Poder Judicial.

El jefe del Estado dialogó este mediodía con Radio Salta, como antesala de la marcha del "Sí se puede", que esta tarde encabezará en la capital provincial.

Consultado por los siete detenidos por causas penales vinculados al kirchnerismo que luego de las PASO recuperaron su libertad, Macri consideró en primer lugar que su gestión nombró jueces independientes "surgidos de ternas competitivas".

Sin embargo, agregó que "todavía la política pesa" sobre el Poder Judicial, y opinó que "la Justicia tiene que lograr que todos creamos que no hay impunidad".

En particular, sobre la figura de la prisión preventiva, sostuvo que "es una figura muy delicada", que se justifica cuando la libertad del detenido pone "en peligro la investigación", pero evitó opinar en función de la división de poderes.

"No voy a entrometerme en un campo que no me corresponde. Lo que garantizo es que le damos a la Justicia todas las herramientas para que actúe dando el ejemplo" señaló.

Pidió además que nadie se quiera "llevar un poder independiente por delante".

En otro tramo de la entrevista se refirió al narcotráfico. Dijo que cuando asumió encontró que "las fronteras eran coladores", y que "el país había cortado relaciones con todo el mundo y no podíamos trabajar en red".

Agregó que "no hay ninguna excusa para justificar que alguien venda droga", y pidió estar "todos unidos para combatir el narcotráfico".

Sostuvo que en el país "hay intereses", pero aseguró que él procuró "pensar en el conjunto y arbitrar para que esos intereses no vayan en contra de la gente".

Para el Presidente el único modo de resolver eso es con "un conjunto estable de reglas" que no admita excepciones.

Insistió en que su mayor autocrítica es "ver que haya tanta gente que se le complique llegar a fin de mes" con sus sueldos. "Lo que siento es que yo sobreprometí", dijo sobre sus pronósticos de bajar rápidamente la inflación y la pobreza.

Volvió a proponer que "después del 10 de diciembre todos acordemos, de buena fe y con la verdad sobre la mesa, qué vamos a hacer para lograr la estabilidad, porque son demasiadas décadas de parecer que vamos a arrancar y después volvemos para atrás".

Consideró que "no podemos poner en peligro en qué tipo de sociedad queremos convivir", y dijo sentirse orgulloso porque hizo "un cambio a la cultura del poder". 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »