La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, le pidió hoy a su par francesa, Nicole Belloubet, la remoción de la distinción a Cavallo, condenado en 2011 a cadena perpetua por múltiples crímenes y posteriormente por los vuelos de la muerte.

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, le pidió hoy a su par francesa, Nicole Belloubet, la remoción de la Orden Nacional al Mérito que el país galo otorgó, en 1985, al represor Ricardo Cavallo, cuando era agregado de la Armada en la embajada argentina en París.

Fue en una reunión que ambas funcionarias mantuvieron en la sede del Ministerio de Justicia de Francia, en el marco de la visita oficial que el presidente Alberto Fernández realiza en ese país.

La remoción de la distinción a Cavallo, condenado en 2011 a cadena perpetua por múltiples crímenes y posteriormente por los vuelos de la muerte, fue un pedido de los sobrevivientes del centro clandestino de detención de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) “para cerrar así un episodio que contradice los valores democráticos y de respeto a los Derechos Humanos que comparten ambos países”.

Según informó la cartera de Justicia en un comunicado, la ministra Belloubet, por su parte, explicó a Losardo que la condecoración no fue entregada por el Ministerio de Justicia y se comprometió a elevar el tema al presidente Emmanuel Macron.


El diplomático responsable del secuestro, tortura, violación, y asesinato
Cavallo, alias Sérpico o Marcelo, fue oficial de la Marina y entre 1976 y 1979 integró un grupo de tareas de la ESMA.

Fue responsable del secuestro, tortura, violación, y asesinato de miles de personas. Asimismo, estuvo involucrado en los vuelos de la muerte.

Al final de la última dictadura, fue enviado con un puesto diplomático a Francia, donde recibió el reconocimiento de ese gobierno.

En 1989, Cavallo se radicó en México y 11 años más tarde fue extraditado a España a pedido del juez Baltasar Garzón, por delitos de genocidio y terrorismo de Estado.

En 2003, en la Argentina se anularon las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, lo que permitió juzgarlo en la Argentina.

Fue condenado en 2011 a cadena perpetua por múltiples crímenes en la ESMA y posteriormente por los vuelos de la muerte. Actualmente cumple su pena en un penal federal.



Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »