Ante especialistas y representantes de organismos nacionales e internacionales convocados por el Ministerio de Justicia, la titular Unicef, Florence Bauer, dijo que la flamante normativa otorga mayor transparencia al proceso de adopción y protege con claridad los derechos de los más chicos".

Seguinos en http://twitter.com/MendozaNoticias http://facebook.com/mendozanoticiasweb

El logro de condiciones de mayor transparencia en el proceso de adopción y una protección clara de los derechos infantiles y adolescentes, fueron las coincidencias básicas que alcanzaron especialistas y representantes de organismos nacionales e internacionales en torno al contenido establecido en la materia por el flamante Código Civil y Comercial argentino.

Reunidos el pasado jueves por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en el “Encuentro Federal sobre Adopción: Hacia una adopción respetuosa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes”, expertos en la materia destacaron los avances normativos logrados con la reglamentación del nuevo Código Civil; y analizaron el funcionamiento de la Red Federal de Registros.

Las cartera que conduce el ministro Julio Alak, organizó el encuentro en la sede de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), donde la titular de Unicef Argentina, Florence Bauer, consideró como “un paso muy avanzado e innovador” al nuevo Código Civil y Comercial, porque –según dijo- “otorga mayor transparencia al proceso de adopción y protege con claridad los derechos de los más chicos”.

Tras “felicitar a la Argentina por el Código Civil que acaban de aprobar, que incluye modificaciones positivas en relación a la adopción y que se focaliza en los derechos y el interés del niño”, Bauer se refirió a los tiempos del proceso y destacó que “con el nuevo código se aceleran los plazos y se garantizan los derechos del niño”.

La funcionaria del organismo internacional respaldó la prohibición de la guarda directa y el reconocimiento del Registro Único de Adoptantes, porque sirven para “garantizar procesos transparentes”, opinó. También subrayó el acortamiento del plazo para declarar a un niño en situación de adoptabilidad y la posibilidad de que pueda conocer sus padres biológicos a partir de los 18 años.

“La adopción es un gran avance, pero sigue siendo la familia biológica la primer opción a apoyar; luego, si esa posibilidad no existe, hay que lograr que el niño esté en una familia y evitar que se quede en una institución, porque esto tiene consecuencias negativas sobre su desarrollo”, abundó Bauer.

El encuentro, cuyo cierre estuvo a cargo del subsecretario de Coordinación y Control de Gestión Registral, Ernesto Kreplak, y el director Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), contó con la participación de los responsables de los registros de adoptantes de casi todas las provincias- ya suman 20 las adheridas a la Red Federal de registros de  Adoptantes-y de representantes de organismos públicos vinculados a temas de niñez y adolescencia, de los juzgados de familia y organizaciones civiles.

Entre otros, estuvieron el secretario de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social, Gabriel Lerner; la directora nacional de Promoción y Protección de Derechos de esa cartera, Marisa Graham; y el secretario de Niñez y Adolescencia bonaerense, Pablo Navarro.

También participaron el Defensor Público de Menores e Incapaces, José Atilio Alvarez; el Juez Nacional de Primera Instancia en lo Civil, Hernán Pagés; la jueza de Menores y Familia de Castelli, Chaco, Gladis Regosky.

El gobierno nacional, a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos,  estableció bajo la órbita de la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (creada mediante la ley nacional 25.854 sancionada en 2004)  la red de registros con el fin de agilizar los trámites de las personas que desean adoptar, respetando el derecho de todo niño a permanecer en el lugar de origen y las autonomías provinciales en la materia.

Hasta el día de hoy las jurisdicciones adheridas a la Red que administra la DNRUA son la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Misiones, Jujuy, Tucumán, La Rioja, San Juan, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chubut, Salta, Corrientes, La Pampa, Mendoza y Córdoba.

Cuando una provincia adhiere a la red, los aspirantes a guarda de esa provincia no tienen que peregrinar por las distintas jurisdicciones para inscribirse en cada uno de los registros locales ya que la red es federal y articula la información de todos los registros. La inscripción se realiza por una única vez y es gratuita.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »