En el Departamento General de Irrigación (DGI) se dieron cita Jorge Chambouleyrón, Eduardo Sancho, Carlos Abihagle, Lucio Duarte y el actual superintendente, José Luis Álvarez.

Seguinos en http://twitter.com/MendozaNoticias http://facebook.com/mendozanoticiasweb

José Luis Alvarez convocó a los 4 superintendentes que desde el regreso de la democracia han cumplido su mandato y han hecho aportes para la concreción del Balance Hídrico Provincial.

La convocatoria a los ex funcionarios se presenta como un hecho inédito en la  institución.  Por primera vez se reúnen las máximas autoridades que pasaron por la principal institución vinculada a la administración del agua en la Provincia, para analizar un aspecto de la política hídrica que se lleva adelante: el Balance Hídrico. Cabe destacar que esta acción, además, pone en valor la institucionalidad del DGI y la continuidad de políticas estratégicas.

“Es importante esta presentación porque es el balance completo de la cuenca del Río Tunuyán Superior y en 90 días más tendremos el balance de la cuenca del Río Tunuyna Inferior. Con esta información es indispensable lograr mayor eficiencia, sobre todo, en esta época de crisis hídrica. De este modo, intentaremos lograr un 12 por ciento más de eficiencia en la administración del agua y así incorporar los derechos eventuales a definitivos, pero esto se hace con un conocimiento de la disposición de agua y la eficientización”, afirmó el actual superintendente.     

Desde 1894 a la fecha han pasado como interinos, interventores o de acuerdo lo establece la normativa,  90 superintendentes, los cuales han tenido a su cargo la administración general de las aguas públicas y los asuntos referidos al recurso hídrico en Mendoza.

La importancia de la institucionalidad en Irrigación

Desde el regreso de la democracia en 1983 cuatro superintendentes han finalizado su mandato, y, además, para los fines de esta reunión, también hicieron aportes para la concreción del Balance Hídrico que hoy está finalizando.

Jorge Chambouleyrón ocupó el cargo entre 1984 y 1989; Eduardo Sancho, entre 1991 y 1996;  Carlos Abihaggle (1997-2002); Lucio Duarte, entre 2002 y 2007. En tanto, José Luis Álvarez asumió en marzo de 2012 en el cargo.

Gestión Chambuleyron (1984-1989): Fortaleció las Inspecciones de Cauce, a través de la unificación y fusión de estas organizaciones para dotarlas de una mayor funcionalidad y dinámica.

 

Gestión Sancho (1991-1996): Se llevó adelante un proceso de descentralización administrativa de las Inspecciones de Cauce y Asociaciones de Inspecciones de Cauce que se consolidó a través de la Ley 6.405, que posibilitó profundizar la autonomía de las organizaciones. “El balance hídrico es un paso importante y es, a la vez, una deuda que se tenía desde hace tiempo en materia hídrica. Vemos hoy que tenemos problemas estructurales con el agua y que necesitamos de estas implementaciones en lo que a políticas públicas respecta”, sostuvo Sancho.

Gestión Abihaggle (1997-2002): Se llevó adelante la elaboración del Plan Hídrico presentado en la Legislatura que definió las bases de la política hídrica de la provincia de Mendoza. “El balance hídrico es una herramienta de gestión que se hace necesaria. Primero, porque se necesitaba una herramienta moderna para gestionar el agua y esta es una iniciativa muy importante, filosóficamente y políticamente. En segundo lugar, y dentro de esa idea innovadora de gestión que se ha presentado, destacar la idea de la conformación de un fondo de modernización que se destine a resolver temas vinculados con el agua, por ejemplo eficiencia de riego o la creación de un Comité de Cuencas donde se desarrolle la gestión integrada del recurso hídrico con la participación de todos los actores involucrados en el proceso del agua. Y finalmente destacar el recrecimiento del Carrizal como una herramienta útil a futuro”, resaltó Abihaggle.   

Gestión Duarte (2002-2007): Se elaboraron los Planes Directores de Cuencas de Mendoza por medio del Proyecto FAO ARG 0008, los cuales se constituyen en documentos base para la confección del Balance Hídrico de los ríos provinciales. “Este tipo de convocatorias y presentación del Balance Hídrico nos hace pensar en Políticas de Estado y que estas políticas de estado continuarán con este tipo de planificación. Es importante resaltar la idea de destinar una partida del Presupuesto Provincial a la administración del agua y el software que ha adquirido Irrigación para mejorar el proceso de la información”, detalló Duarte.

El cargo de Superintendente tiene una duración de 5 años y  se llega a través del  Poder Ejecutivo, quién  instruye un pliego con uno o más (hasta tres) postulantes al cargo de Superintendente que eleva al Honorable Senado Provincial.

Balance Hídrico

Esta herramienta medirá toda  la oferta de agua existente y la demanda de la misma, para de esta manera maximizar la eficiencia del recurso. Es una herramienta para una gestión integral basada en la planificación estratégica, que permitirá contribuir al desarrollo productivo de la región, a la actualización registral y al ordenamiento territorial considerando al agua como un factor crítico e irreemplazable.

El relevamiento está siendo llevado a cabo por un grupo interdisciplinario de profesionales de Irrigación y avalado por instituciones como el Instituto Interamericano para la Investigación del Cambio (IAI) y Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO).

Una vez finalizado el proceso, el próximo paso será presentar a la Legislatura, tal como lo estipula la Constitución de Mendoza, el Balance Hídrico del río Tunuyán Superior, para luego hacer lo propio con el resto de las cuencas.

Algunos datos del Tunuyán Superior

  • Eficiencia de aplicación actual en la cuenca: 43% (eficiencia global 36%): es decir que de 100 litros que tomamos del río, llegan 36 litros a la planta.
  • Porcentajes sistemas de riego:

Superficial: 76,5%

Goteo: 19,8%

Microaspersión: 2,5%

Otros: 1,2%

  • Porcentaje de distribución de cultivos:

Vid: 36,8%

Frutales: 30,2%

Hortaliza: 12,9%

Pasturas: 2,5%

Siembra: 10,9%

  • Origen de la fuente hídrica:

​​​Superficial: 51,5% (12,2% tiene uso de aguas conjunto de agua subterránea)

Subterránea: 48,5%

Fuente: Departamento General de Irrigación

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »