La Presidenta habló en Quito en la inauguración de la sede de la secretaría general de la Unasur, que fue bautizada con el nombre de Néstor Kirchner. La acompañaron todos los presidentes del organismo regional.

Seguinos en http://twitter.com/MendozaNoticias http://facebook.com/mendozanoticiasweb

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que la nueva sede del secretariado general de la Unasur, inaugurada hoy en Quito, Ecuador, “tiene como destinatarias a las generaciones de jóvenes que se incorporarán a la política”.

Afirmó que el edificio “representa algo más que la Unasur: representa la historia sufriente de nuestros pueblos  desde la misma emancipación, y esta segunda batalla que estamos dando en este siglo XXI que es la de la independencia económica y la reconstrucción cultural de nuestras naciones”.

Acompañada sus pares de la Unasur  la mandataria argentina expresó su emotivo agradecimiento a la institución por haber decidido bautizar al edificio con el nombre de Néstor Kirchner, quien, afirmó, “vino desde el sur” y “ha terminado en el centro del mundo “, la ciudad Mitad del Mundo, ubicada 15 kilómetros al norte de la capital ecuatoriana, donde se encuentra el punto que divide a los dos hemisferios del planeta.

Al iniciar su discurso, Cristina sostuvo que en esta jornada “se entremezclan en mi profundas convicciones políticas,  pero también recuerdos históricos y memorables”.

“Es cierto –dijo- que  hoy estamos inaugurando un magnífico edificio” pero “antes que esta construcción –advirtió- hubo otra construcción, la de  hombres y mujeres que, elegidos democráticamente por sus pueblos, decidieron comenzar un tipo de construcción diferente a la de las distintas organizaciones multilaterales reconocidas hasta entonces”.

Afirmó que “fue una construcción de día a día, año a año y  golpe a golpe” y aclaró que “no estoy utilizando una palabra al azar:  este edificio reconoce construcciones previas como la que llevamos a cabo en la Casa de la Moneda, cuando nos reunimos los distintos mandatarios de la Unasur para parar literalmente el golpe contra nuestro compañero Evo Morales en Bolivia”.

“También –continuó- tiene construcciones previas, como cuando en Buenos Aires  nos convocamos para defender el gobierno de Rafael Correa que querían derrocar por un  golpe suave , no de las fuerzas armadas sino de las policiales”.

“Esta construcción –siguió- también reconoce la tarea que hicimos cuando detuvimos un enfrentamiento por la violación de la soberanía de Ecuador en Santo Domingo, acompañando a Rafael en sus justos reclamos”.

Sostuvo que “esta construcción tiene finalmente su coronación cuando esos dos grandes hombres que fueron Hugo Chávez y Néstor pusieron junto a otro gran presidente como Santos, en Santa Marta, lo necesario para  construir la paz definitiva entre Venezuela y Colombia”.

Dijo Cristina que “los cimientos de este edificio no solamente son sólidos “ por su material, sino porque “están construidos desde la historia, desde las  convicciones, la paz, la unidad”.

“Este edificio –subrayó-  no es para el secretario general de la Unasur, tampoco para ninguno de los presidentes que hoy estamos aquí y los que nos sucederán:  este edificio tiene como destinatario a las generaciones a los jóvenes de la Unasur que se incorporarán a la actividad política”.

Recordó que “miles de americanos del sur desaparecieron en mazmorras de la dictadura, y es en memoria de todos ellos que estas nuevas generaciones que hoy se incorporan a la política lo hacen desde la democracia y la paz como dos valores fundantes”.

Por esa razón,  declaró, “este edificio representa algo más que la Uansur,  representa la historia sufriente de nuestros pueblos desde la misma emancipación hace dos cientos años y de esta segunda batalla que estamos dando en este siglo XXI que es la de la independencia económica y la reconstrucción cultural de nuestras naciones”.-.

Expresó luego su agradecimiento por el homenaje a Néstor Kirchner y recordó como un gesto que demostró sus “profundas convicciones de lo que debía ser el destino común y que tuvo tal vez su acto más emblemático en la ciudad de Mar del Plata en 2005 cuando, junto con Chávez y Lula y otros mandatarios, decidimos que en América del Sur, el ordenamiento político, económico, social, lo decidimos aquí, quienes gobernamos por mandato de nuestros pueblos”.

Patiño y Samper y la integración regional

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, quien abrió el acto con una alocución, señaló que “hoy recordamos con afecto, nostalgia, emoción infinita y gratitud a tres figuras imprescindibles en la historia de la Unasur: Néstor Kirchner, recosntructor de la Nación argentina y primer secretario Generalral de la Unasur, Hugo Chávez, líder de la revolución bolivariana y emancipador de su pueblo; y al presidente obrero y dirigente sindical Inacio Lula da Silva, que puso a Brasil en la senda del nivel de desarrollo social y económico”.   “Sentimos la memoria, el legado y la inspiración de estos tres grandes constructores de la Unasur;  su espíritu hoy nos acompaña y sabemos que están presentes aquí, abrazados a todos nosotros, inaugurando esta maravillosa sede de la Secretaría General”, añadió.    Patiño afirmó que “estamos rescribiendo la historia de nuestra América,  defendiendo nuestras democracias, impulsando nuestras economías, combatiendo la pobreza y la inequidad con políticas de bloque”, y subrayó que “es con instituciones como la Unasur la única manera de torcer la historia de ciclos que nos condenaron a la periferia del mundo”.   “La integración no sólo es una inmejorable oportunidad para recuperar en una década lo que no se hizo en un siglo, sino la oportunidad de sobreviviencia de proyectos de desarrollo en nuestra región”, exclamó.   “Es nuestra responsabilidad seguir acometiendo la tarea de la construcción de la Patria grande, con un compromiso inquebrantable con la justicia social, la democracia y la paz de América Latina, que hoy es soberana, digna y libre”, concluyó.   A continuación, el secretario General de la Unasur, Ernesto Samper, expresó a la mandataria argentina su “orgullo por ocupar el espacio que ocupó Néstor Kirchner hace algunos años”, con quien dijo contraer una “fructífera amistad” cuando se comprometió a resolver la diferencia entre Venezuela y Colombia.    “Esta mañana, en presencia de Santos y Maduro, podemos declarar definitivamente superado este pleito”, dijo el funcionario y remarcó su objetivo de “continuar la tarea de los que me antecedieron en el cargo”.   Samper indicó que “este maravilloso edificio no es solamente de los países de la Unasur: es un edificio de las comunidades de esta zona, queremos que los niños sientan que el edificio y la biblioteca ´García Marques´ es de ellos”.   “Queremos ver niños jóvenes circulando por ahí, y que nos ayuden a proyectar una visión próxima de lo que quiere ser la Unasur”, subrayó.  

Los actos

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner previamente asistió junto a los demás presidentes de la Unasur de la inauguración del monumental edificio que albergará los encuentros de la Unión de Naciones Suramericanas, donde también se descubrió una estatua del ex presidente y primer secretario general del organismo regional, Néstor Kirchner.

En primer término, los mandatarios se alinearon en la plataforma exterior del edificio "Néstor Kirchner", donde trabajadores, niños e inmigrantes, estuvieron a cargo del tradicional corte de cintas, con los colores de la bandera ecuatoriana.

A continuación, los mismos obreros cortaron trozos de la cinta y los entregaron porciones de ella aCristina y a los presidentes Rubén Correa, de Ecuador; Dilma Roussef, de Brasil; Juan Manuel Santos, de Colombia; Horacio Cartés, de Paraguay; Evo Morales, de Bolivia; Nicolás Maduro, de Venezuela; Sam Hinds, de Guyana; el canciller del Uruguay, Luis Almagro y el presidene de Surinam, Desi Bouterse, además del secretario general de la Unasur, Ernesto Samper Pizano; el alcaldde de Quito,Mauricio Rodas, y otras autoridades.

Seguidamente, el coro de Los Niños Cantores del Pueblo entonaron la canción "Cómo será la Patria". Luego, niños llevaron grandes globos blancos que hicieron firmar a cada presidente para lanzarlos al aire como símbolo de unión de todas las naciones del sur y el nombre de cada uno de los países miembros.

La ceremonia continuó con un espectáculo artístico también a cargo de niños de todos lospaíses de la región.

La Jefa del Estado argentino había llegado a las 13.20 (hora argentina) a la sede de la Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) “Néstor Kirchner” para participar de la VIII Cumbre Extraordinaria de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno del bloque regional.

Allí la recibió el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en la explanada norte del nuevo edificio que se encuentra en el Complejo ciudad Mitad del Mundo, a 14 kilómetros de Quito.

También participó de la recepción el secretario general del organismo, Ernesto Samper Pizano.

 Tras los saludos de bienvenida, las autoridades se reunieron en la “Biblioteca Gabriel García Márquez”  junto con el vicepresidente del Ecuador, Jorge Glas y el canciller, Ricardo Patiño Aroca.

A continuación los mandatarios se trasladaron a la  Sala de Presidentes para iniciar la reunión de presidentes.

Finalizado el encuentro, se hizo  una recorrida por el edificio y los presidentes participaron, en el Salón de Usos Múltiples, de la presentación de la Galería Virtual de Arte y exposición de la Carta de Jamaica a los jefas y jefes de Estado y de Gobierno.

Tras esa ceremonia los mandatarios posaron para la Foto Oficial, luego de lo cual se dirigieron a las butacas frente al escenario para la formal inauguración del edificio de la Unasur.

Concluida la ceremonia formal de inauguración, la Presidenta emprenderá el regreso a Buenos Aires.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »