Así lo sostuvo el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Marcos Zandomeni en el lanzamiento del Ciclo de Capacitaciones sobre Cambio Climático hecho por el Gobierno Provincial, UNCuyo y Municipalidad de Malargüe.

“Los mendocinos nos hemos formado en los recursos escasos y cuando hablamos de hábitos para mitigar los efectos del cambio climático, el cuidado de los recursos es central. Es por eso que creo que, en la cultura mendocina de cuidar el agua, el árbol está nuestra fortaleza. Además hay que estar contentos de los estándares que tenemos en educación ambiental, que al compararlos con otras provincias son muy buenos. Y esto nos tiene que servir no para estar tranquilos sino para ir profundizando en estos medios destinados a la capacitación” destacó el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Marcos Zandomeni durante el lanzamiento del Ciclo de Capacitaciones sobre el Cambio Climático.

El Secretario felicito al equipo del Proyecto Cuyum del ICA de la UNCuyo por el trabajo realizado en la elaboración del manual “Cambia tus hábitos, no el clima”. “Me siento muy identificado con él por la practicidad que tiene, ya que es muy difícil explicar cosas cuando es muy étereo y el ambiente es física y química. Cuando uno mira adentro del manual, ve el uso del agua, de la energía eléctrica explicadas de forma muy práctica para que los chicos aprendan y lo tomen como propio. Me parece que en eso esta la riqueza para poder mejorar nuestro estándar en educación ambiental”.

En este contexto Zandomeni dijo que “el ambiente se cuida a través de un Plan Forestal a través del cual se va a plantar 1 millón de árboles en estos cuatro años, para aumentar los 2,8 millones que hay. Este año vamos a llegar a los 500.000. Desde la Secretaría tenemos otros programas para prevenir y mitigar el cambio climático como, el Programa de Bosques Nativos, el Programa de Producción Más Limpia para PYMES, el monitoreo del aire y la conformación de consorcios municipales para la de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.”, concluyó Zandomeni

El ciclo de capacitaciones sobre Cambio Climático está destinado a educadores, docentes y guardaparques. Se llevará a cabo en esta primera instancia en la localidad de Malargüe los días 10, 11, 12, 18 y 19 de octubre. La institución responsable de las capacitaciones es el Instituto de Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional de Cuyo a través de la Facultad de Educación Elemental y Especial.

Este ciclo se desarrollará en dos modalidades, la primera consta de 30 horas presenciales y la segunda de 50 horas no presenciales a través del uso de una plataforma virtual. Además cuenta con material de apoyo didáctico y puntaje docente de la DGE: 0,2775, Res. DGE 0192/2013. Para participar es necesario preinscribirse a través de: http://www.imd.uncu.edu.ar/novedades/index/capacitaciones-cuyun

¿Qué es el Cambio Climático?

El cambio climático es el cambio del clima atribuido directa o indirectamente a las actividades humanas que alteran la composición de la atmósfera mundial, y que se añade a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables. La superficie terrestre, los océanos y los hielos son calentados por el sol. La energía que reciben es devuelta hacia la atmósfera como otro tipo de energía que, una vez en ella, es retenida momentáneamente por el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano y otros gases. Al conjunto de ellos se los denomina Gases de Efecto Invernadero.

Debido al incremento de la emisión de Gases de Efecto Invernadero, en la actualidad, la atmósfera está aumentando su capacidad de retener parte de la energía reflejada por la tierra, lo cual produce finalmente el calentamiento global y el clima mundial se ve modificado. El aumento de las temperaturas, las modificaciones climáticas, el régimen de lluvias alterado y el ascenso del nivel del mar son graves consecuencias del efecto invernadero.

El cambio global puede ser definido como los cambios en el ambiente mundial que pueden alterar la capacidad del planeta. Estos cambios incluyen: las alteraciones en el clima, en la productividad de la tierra, en los recursos de los océanos y otros cuerpos de agua, en la composición química de la atmósfera y en los sistemas ecológicos.

En este sentido el Secretario agregó que “Las tendencias que se observan a través del estudio del cambio climático en nuestra provincia nos muestran que aumentaron las precipitaciones estivales y disminuyeron las invernales lo que está provocando un calentamiento de la atmósfera que incide directamente en la pérdida la masa glaciaria y aumenta el riesgo de aluviones”.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »