Con el objetivo de reactivar la economía y pelear contra el desempleo, el ministerio del Interior anunció el Plan Nacional del Agua, y hoy el presidente Mauricio Macri presentará una serie de obras públicas.

Tras el fracaso del kirchnerismo en su intento de aprobar el cepo laboral, el ministro del Interior, Obra Pública y Vivienda Rogelio Frigerio lanzó el Plan Nacional del Agua, una iniciativa que prevé una inversión de USD 40.000 millones, que buscará generar medio millón de puestos de trabajo, y que cosiste en la instalación de 55.000 kilómetros de tuberías para que todos los habitantes del país tengan acceso al agua corriente y a la red de cloacas.

"Es el plan de infraestructura más ambicioso de la historia, lo haremos con absoluta transparencia y tendremos que asegurarnos que no exista ningún cuello de botella para lograr el objetivo de llegar al 100 por ciento de acceso a agua potable en el 2019", dijo Frigerio durante la presentación de la obra en el Palacio de Aguas Corrientes.

El funcionario destacó que "el Estado destinará más de USD 40.000 millones no sólo para la provisión de agua y construcción de cloacas, sino también para el manejo del recurso hídrico". Un ejemplo sería lograr que el agua llegue a sectores del país que podrían "ganar más hectáreas para la producción".

Frigerio destacó la intención del Ejecutivo de eliminar sospechas respecto a la corrupción asociada con la obra pública, y dijo que "tenemos que terminar con esta idea de que la obra pública es sinónimo de corrupción, por lo tanto las licitaciones las estamos haciendo con la mayor transparencia, incluyendo la entrega de pliegos gratuitos".

"Una buena política hídrica implica mejorar la calidad de vida de todos los argentinos", aseguró el Ministro, que destacó que el acceso al agua y a cloacas sirve para "evitar enfermedades, reducir la mortalidad infantil y disminuir la contaminación de aguas subterráneas".

Entre sus objetivos, el Plan Nacional del Agua contempla la instalación de 55.000 kilómetros de tuberías para la provisión de agua potable y 30.000 kilómetros para cloacas. También se llevarán adelante obras hidráulicas, sistemas de alertas por radares y planes de contingencia para prevenir desastres naturales, como inundaciones o sequías.

El proyecto buscará incrementar un 17,5% los nuevos sistemas de riego, una decisión que podría afectar positivamente a unas 300.000 hectáreas.

En el barrio de Derqui del partido bonaerense de Tres de Febrero, el Presidente presentará un plan de obras públicas, urbanización y hábitat, acompañado por el intendente local, el oficialista Diego Valenzuela.

El líder del PRO también anunciará medidas vinculadas con planes de vivienda el próximo lunes en el departamento jujeño de Ledesma.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »