Se proyectará este miércoles 18 de mayo en el Ciclo de Cine Alternativo "Clásicos y otras joyas" a 20:30 hs., en el teatro municipal Luis E. Bianchi, ubicado en el subsuelo de la municipalidad de Rivadavia.

Seguinos en http://twitter.com/MendozaNoticias http://facebook.com/mendozanoticiasweb

Después de todo un viaje hacia lo desconocido con The Wicker Man, nuestra próxima película se ubica en Medio Oriente, para ser más exactos, en Irán. Dirigida por Majid Majidi, una de las figuras más notables y reconocidas mundialmente del cine de aquel país. “Bacheha-Ye aseman” o “Los niños del cielo” (1997) va a ser su tercer largometraje y será el responsable de otorgarle fama en el lado occidental.
Lo que se destaca de la cinta es su simpleza y su magistral historia. Contó con un presupuesto acotado, 150.000 euros para realizarla. La película está enteramente filmada en Teherán, capital de Irán. Hablada en lengua Persa. Su director deja en claro que no hace falta presupuestos desorbitantes para realizar una emocionante, estremecedora y brillante cinta. Como dije anteriormente, la simpleza del relato va generando complejidad a las situaciones que van viviendo sus personajes, encarnados por dos hermanos. Ante un descuido, el mayor (Alí), pierde las zapatillas de su hermana.

Viven en un ambiente pobre, su padre está todo el tiempo tratando de conseguir trabajo para mejorar su situación económica. Por ello, la pérdida de las zapatillas es toda una tragedia para los hermanos, que bajo un acuerdo, deciden no contarle nada al padre de lo sucedido. De allí que comienza toda una odisea para conseguir un nuevo par de zapatillas.


Es innegable la comparación con una de las obras capitales del Neorrealismo italiano, “El ladrón de bicicletas” de Vittorio de Sica, filmada en 1948. Sobre todo por esa realidad dura y cruel en la cual están ubicados los miembros de la familia. El director se encargará de mostrar la confrontación de dos realidades muy opuestas dentro de la misma ciudad. La pobreza de aquel pueblito donde vive Alí y su hermana, y la opulencia de la clase alta, donde él y su padre buscan desesperadamente trabajo.


Para cerrar, es una película realmente hermosa, con una historia muy personal narrada de manera realista y cargada de sentimientos. Consigue emocionar y hacernos reflexionar.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »