El Gobierno puso un techo de aumentos que tendrá un costo fiscal de 2.250 millones de pesos.

Idas y vueltas entre el Ejecutivo nacional y los gobernadores terminaron de dar forma a la gran marcha atrás en el aumento de tarifas de gas. El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, anunció que se establecerá un techo de 400% de suba en las facturas de 8,5 millones de hogares residenciales, y de un 500% para las categorías SGP 1, 2 y 3, que son las pymes, comercios y hoteles.

El cambio será retroactivo al 1 de abril, se aplica sobre el valor total de la factura y regirá durante 2016 en todo el territorio nacional.

"Este tope es válido para aquellas facturas que posean igual nivel de consumo con respecto al mismo período de 2015", especificó el ministro en una reunión con medios de prensa de la que participó Infobae. Y agregó: "Los cuadros tarifarios generaron alguna angustia en la población, y por amparos de hace dos años en algunas provincias, se habían llegado a aumentos del 900 por ciento".

La decisión oficial no considera topes en las tarifas eléctricasEsta decisión se publicará en el Boletín Oficial, aunque el cálculo quedará a cargo de las distribuidoras. Como rige a partir de abril, aquellos que en ese mes superaron los techos de 400% y 500% recibirán una nota de crédito a favor en el próximo ciclo de facturación.

El costo fiscal de esta medida son unos $2.250 millones que no pagarán los clientes y se considera como erogación estatal.Qué cambia, qué queda igualLa rebaja tarifaria se aplica sólo para el gas, mientras que las tarifas de luz no sufrirán variaciones. Para los comercios y las pymes, esta nueva decisión borra el beneficio anunciado el 20 de mayo, cuando se estableció un plan de cuotas para las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones en los meses de mayor consumo, durante el invierno. "El beneficio actual es superador", insistieron desde el Gobierno.

Sin embargo, estas provincias electrointensivas sí mantienen el beneficio extra en la tarifa social para hogares residenciales. El umbral de consumo gratuito pasa de 150 KwH/mes a 300 KwH/mes, y por encima de ese consumo, sólo pagan los costos fijos y la distribución de la electricidad.

Más allá del tope del 400%, la región de la Patagonia, el Departamento de Malargüe (Mendoza) y la Puna mantienen una tarifa diferencial en la provisión de gas natural respecto al resto del país, debido a su condición de zona de bajas temperaturas.

Junto al ministerio de Producción, también se dará un beneficio a casi 400 empresas electrointensivas que compran la energía a distribuidoras. Tendrán un 20% de descuento en su tarifa de generación, con el "objetivo de mantener el nivel de producción y las fuentes de trabajo". El costo del megavatio-hora pasa de USD 51 a USD 41.

El secretario de Industria, Martín Etchegoyen, aseguró a Infobae que la decisión abarca a 10 sectores, entre los que se encuentran las hilanderías del sector textil, empresas de fundición de metales, industrias básicas de hierro y acero y plásticos, entre otros. El costo fiscal, en este caso, será de $250 millones, y Etchegoyen anticipó que "se seguirá trabajando con los representantes de las áreas de producción de las provincias para sumar compañías de agroindustria".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »