Hasta ahora estuvo relacionado con los niños y los problemas de aprendizaje. Un estudio británico afirma que el 70% de los mayores de 18 años con dificultad para concentrarse no tuvieron síntomas en la infancia.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) estuvo siempre relacionado con los niños, pero un nuevo estudio reveló que puede permanecer "latente" y manifestarse después de la adolescencia.

El TDAH afecta al comportamiento y se caracteriza por la distracción moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.

Los investigadores del King College de Londres, Inglaterra, descubrieron que casi el 70% de los jóvenes adultos con TDAH no tuvieron ningún síntoma de alerta durante la infancia.

Determinaron, de este modo, que los mayores de edad que tienen un "inicio tardío" abren un nuevo paradigma con respecto a lo que se sabia sobre este mal, ya que sostuvieron que las razones que podrían despertar el síndrome podrían variar según la edad.La doctora Jessica Agnew-Blais, líder del proyecto, destacó que el desarrollo podría cambiar la forma en que la gente percibe la enfermedad. Y aseguró que existen una serie de factores que podrían explicar por qué a las personas se le despierta la enfermedad a una edad más avanzada de lo esperado.

"Estábamos muy interesados ​​por este inicio tardío, ya que generalmente es visto como un trastorno del neurodesarrollo del inicio de la infancia -remarcó-. Concluimos que el TDAH podría haber permanecido enmascarado en la infancia debido a factores de protección, tales como un entorno de apoyo de la familia".

Muchas personas con el mal también tienen problemas de aprendizaje y otros trastornos como dificultades para dormir. La condición se diagnostica normalmente entre los 3 y los 7 años.

En la edad adulta, los posibles factores de riesgo incluyen el tabaquismo, abuso de alcohol o drogas durante el embarazo y el parto prematuro.

El último estudio realizado por el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia en el King analizó 2.200 gemelos británicos, a quienes los síntomas en la infancia se le habían medido a las edades de 5, 7, 10 y 12 años a través de los informes de sus madres y maestros.

Luego, ya a los 18, fueron entrevistados a para evaluar estos síntomas y los trastornos asociados, así como la existencia de otros problemas de la salud mental.

El trastorno se caracteriza por la poca capacidad de atención, inquietud e impulsividad, y por lo general se diagnostica en la infancia o la adolescencia.

El doctor Agnew-Blais, otro de los participantes del estudio, dijo que era importante que los científicos continuaran investigando las causas subyacentes de TDAH de inicio tardío.

Las estimaciones sugieren que más del 3% de los varones y un poco menos del 1% de las niñas tiene TDAH.

"A pesar de que el TDAH se produce en aproximadamente el 4% de los adultos, son relativamente pocos los adultos reciben un diagnóstico o tratamiento adecuado para el trastorno", aseguró.

Y agregó: "Es crucial que tomemos un enfoque de desarrollo para la comprensión del TDAH, y que la ausencia de un diagnóstico en la infancia no impida que los mayores que lo sufren a recibir una atención médica correcta".

Los resultados, que fueron publicados en el Archives of General Psychiatry, coincidieron con resultados obtenidos en Brasil, donde también identificaron una gran proporción de adultos con TDAH que no había tenido el trastorno en los primeros años de vida.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »