Dejaron Siria y ahora venden en Neuquén frutas y verduras

La historia de vida de dos refugiados sirios que llegaron a la Argentina de la mano de un compatriota que les dio casa y trabajo. "Allá todo es muy difícil, caro, se trabaja mal, no hay amigos porque están todos muertos", dice uno de ellos con total crudeza. Impactante historia.

Dos jóvenes sirios encontraron en Neuquén su lugar en el mundo, alejados del conflicto armado que siembra a su país de muerte y destrucción, gracias a vínculos familiares que permitieron su llegada a la capital de esta provincia patagónica, a principios de este año.

Husain Ghanem, de 24 años, y Yousif Mohamed, de 25, arribaron de la mano de Pedro Emilio Barakat, un comerciante de frutas y verduras de origen sirio que trabaja en el Mercado Concentrador de la capital provincial.

Actualmente trabajan, estudian el idioma por su cuenta y buscan adaptarse a una sociedad muy distinta a la de sus orígenes.

Pedro Barakat y su familia los acogió, les dio trabajo y contención. Barakat explicó que "la llegada se concreta por intermedio de familiares porque nosotros somos descendientes de sirios, mi papá vino de allá y hay una relación con la familia" en sus tierras ancestrales.

"Hablamos árabe desde que éramos chicos, por eso entiendo y hablo" ese idioma, indicó Barakat, y destacó que "la experiencia con los chicos es muy buena. Están trabajando, tienen muchas ganas de hacerlo. Son de nuestra confianza y está todo bien", aseguró.

Husain Ghanem es oriundo de Tartus-Safita Bait Alshaig iunes, una ciudad costera ubicada a 160 kilómetros al noroeste de Damasco, y a 30 km al norte de la frontera con el Líbano. Es la cabecera de la gobernación del mismo nombre.

"Allá todo es muy difícil, caro, se trabaja mal, no hay amigos porque están todos muertos", dice en un castellano difícil aún para él. Y aclara que, sin embargo, su familia está bien porque "en Safita no pasa nada".

Con respecto a su experiencia afectiva en Neuquén, dijo que "acá estoy muy bien. La gente muy buena y mi tío Pedro mejor, es como mi padre". Contó que estudia solo en su casa el idioma "y luego de 10 meses, ya puedo hablar con la gente".

Yousif Mohamed es oriundo de Tortus, de la región de Banias. "Es muy complicada, hay mucho problema, ahora mejor que antes pero siempre hay chicos muertos, pero mi familia está bien allá", explicó sobre la situción en su ciudad.

De lunes a viernes comienzan su labor a las 6 de la mañana vistiendo chalecos azules con la inscripción del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y Mercados Particulares (STIHMPRA).

Si bien están "aprendiendo" el idioma, la falta de locuacidad en sus respuestas, deja al descubierto algunas dificultades aún para expresarse. Husain y Yousif viven en el centro de Neuquén, comparten su tiempo con la familia, conocen la ciudad y estudian el idioma para lograr una mejor comunicación y entendimiento.

El conflicto armado en Siria a marzo de 2016 ha desplazado de sus hogares a millones de personas que buscan protección, según un informe del Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados. La cifra asciende a 4.815.868 refugiados sirios en distintos países lo que es considerado por Acnur como "la mayor emergencia humanitaria que enfrenta".

En nuestro país el gobierno nacional creó el "Gabinete Nacional del Programa Siria" presidido por el jefe de gabinete, Marcos Peña, para recibir tres mil refugiados y "lograr un exitoso proceso de integración" a la Argentina.

   

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »

Cargando Facebook

EL CLIMA EN MENDOZA

19.2°C

Nublado