Siete años después de haber sufrido un ACV que lo marginó de su rol como vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires y de la actividad política en general, Alberto Balestrini encontró la muerte.

El dirigente peronista y pieza clave del primer mandato de Daniel Scioli en el distrito más populoso y complicado del país, falleció en La Matanza, a los 70 años de edad.

Balestrini era un hombre cercano al ex presidente Néstor Kirchner y uno de los principales nexos de La Rosada con los tan mentados "barones" del Conurbano. Asumió la responsabilidad de acompañar al ex candidato a presidente en la Provincia.

Fue un histórico dirigente y referente del peronismo y, de no haber sufrido el ACV que puso en jaque su vida y lo marginó de la política, seguramente habría aspirado a suceder a Scioli o incluso hubiese escalado posiciones dentro del kirchnerismo.

Previo a su desembarco en la Casa de Gobierno provincial, fue diputado nacional entre 1989 y 1995, senador provincial desde 1995 hasta 19992 e intendente de La Matanza por los períodos 1999-2003 y 2003-2005, período que debió interrumpir al haber obtenido un escaño como Diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.