En siete meses, Marcelo Álvarez fue expulsado de dos cargos de planta en el sistema sanitario de Mendoza, sin causa justa. Frente a la sede central se desarrolló una asamblea para solidarizarse con el único oncólogo con el que contaba la obra social de los jubilados.

Seguinos en http://twitter.com/MendozaNoticias http://facebook.com/mendozanoticiasweb

Sin causa justificada y cumpliendo con una promesa verbal del ex ministro de Salud de Mendoza, Rubén Giacchiel Gobierno despidió al médico oncólogo Marcelo Álvarez de sus dos cargos de planta en el Estado (hospital Central y PAMI), en tan sólo siete meses.

Exigiendo su reincorporación inmediata y reclamando el fin de la persecución política a trabajadores, organizaciones sociales, sindicatos, dirigentes políticos, jubilados, pacientes, compañeros y amigos de Álvarez se reunieron frente a la sede central del PAMI, de donde fue expulsado el pasado viernes, sin ninguna explicación.

Se trata del único oncólogo con el que contaba la obra social de los jubilados en Mendoza, con veinte años de experiencia y una carrera valorada por los afiliados, muchos de los cuales se hicieron presentes para demostrarle su apoyo.

En noviembre de 2013 asumió como director del PAMI local, desde donde alzó la bandera de escuchar más la voz de los afiliados y menos la de los dueños de las clínicas, con quienes durante años se trabajó condescendientemente, en detrimento de sus pacientes.

Desde ese espacio construyó el voluntariado hospitalario y los consejos participativos, ambos disueltos por la actual gestión. “En cada reunión estaban los dueños de las clínicas y los jubilados, con el PAMI de intermediario. Debían explicarle a los afiliados cada cambio y las ofertas eran para ellosEsas cosas no gustaron ya que era una afrenta al narcisismo corporativo. Hemos tocado intereses de algunos dueños de corporaciones; me la tenían ‘jurada’ y hoy lo están cumpliendo”, explicó Álvarez durante la asamblea.

Durante su gestión, la cobertura a los afiliados alcanzó el 90 por ciento y las prestaciones aumentaron exponencialmente, mejorando la oferta para los abuelos de la provincia. “La actual gestión no cree en la medicina manejada por gestión estatal. Es el ajuste, pero son recortes a las prestaciones, porque todo es un gasto para ellos”, lamentó el médico despedido.

En cuanto a los dueños de clínicas, reflejó que “manejan el Estado como patrón de estancia, pero la obra social es de todos”.

Gustavo Correa, titular de la CTA de los Trabajadores en Mendoza, denunció que tanto desde el Gobierno nacional como provincial, “se ha construido una política de estigmatizar, perseguir, atacar a los trabajadores, achicar el Estado, reducir los servicios, como hoy de los jubilados; pero reivindicaremos estas luchas y acompañaremo los procesos de las organizaciones sociales, sindicales y políticas de enfrentar y resistir el ajuste”.

Durante el encuentro, desde la administración de PAMI adujeron un “corte programado por Edemsa” de la energía eléctrica, por lo cual se convino entregar el petitorio de reincorporación el viernes a las 10.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »