"Dejar marchar a mi bebé es la decisión más dura que tomaré"

La escalofriante frase la pronunció la mamá del pequeño británico Charlie Gard, perdida la batalla legal. La criatura sufre una extraña y letal enfermedad genética que lo tiene inmovilizado por completo, con daño cerebral, sin poder ver y con respirador artificial. La familia se encuentra pasando los "preciados últimos momentos" con el nene.

Los padres de Charlie Gard, el bebé inglés de casi un año que padece una extraña enfermedad terminal, se encuentran pasando los “preciados últimos momentos” que le quedan al chiquito, luego de que ambos pusieran ayer fin a una batalla legal para llevarlo a Estados Unidos donde iba a ser sometido a un tratamiento experimental para intentar salvarle la vida.

Chris Gard y Connie Yate quieren estar la “mayor cantidad de tiempo que les queda con Charlie”, dijeron sus abogados, según publicó la BBC.

Tras cinco meses de lucha por defender la vida de su hijo, el matrimonio decidió poner fin ayer a la batalla legal que mantenía con el hospital Gran Ormond Street de Londres (GOSH), cuyos médicos sostenían desde el principio que el bebé padecía daños cerebrales irreversibles y recurrieron a la Justicia para que decida si lo dejaban morir.

En el juicio que se estaba celebrando en Londres, el magistrado Nicholas Francis, un juez de Familia, tenía que decidir si autorizaba a los padres de Charlie a llevar a su hijo a los Estados Unidos para someterlo a un tratamiento experimental.

Pero la pareja terminó el caso luego de que un médico estadounidense les dijera que ya era demasiado tarde para tratar la rara condición genética de Charlie.

Ambos padres realizaron una campaña internacional y hasta contaron con el apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el papa Francisco.
El bebé de once meses padece síndrome de agotamiento del ADN mitocondrial encefalomiopático, que lo fue debilitando hasta inmovilizarlo por completo. 

Tiene además daño cerebral y no puede mover sus brazos y piernas, tampoco ve ni oye y respira con ayuda de un respirador artificial. 

"No celebrará su primer cumpleaños el próximo 4 de agosto. Dejar marchar a nuestro hermoso Charlie es la decisión más dura que tendré que tomar en toda mi vida”, dijo ayer la madre del chiquito a los periodistas en las escaleras del Juzgado, al dar a conocer su decisión.

   

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »

LOTERÍAS

LA RADIO EN VIVO

EL CLIMA EN MENDOZA

14.1°C

Lluvia