La pirotecnia siempre tiene riesgos y la mejor prevención es no usarla. Además la utilización de fuegos artificiales conlleva importantes riesgos para la salud de las personas adultas y puede resultar trágica en niños.

Seguinos en http://twitter.com/MendozaNoticias http://facebook.com/mendozanoticiasweb

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes aconseja a los padres que los niños no utilicen pirotecnia. En términos generales, 75% de las lesiones que se registran en Navidad y Año Nuevo son causadas por mala manipulación de pirotecnia: quemaduras en manos, cara, problemas auditivos y lesiones oculares pueden ser producidas por el uso de petardos o fuegos de artificio.

Los adultos que hagan uso de este tipo de material deben tener en cuenta las siguientes medidas para su manejo responsable:

No usar material clandestino.

No colocar los elementos de pirotecnia en los bolsillos.

No exponerlos a fuentes de calor o el sol

Encender un elemento por vez. Luego de encendido el artefacto, retírese a una distancia prudencial.

Los fuegos de artificio proyectables (cañitas, cohetes, etc.) no deben ser dirigidos o apuntados hacia otra persona, construcciones, elementos combustibles y/o árboles frondosos.

No lusarlos dentro de la vivienda.

Deben mantenerse en el piso, nunca en las manos ni dentro de botellas o latas.

Cuando un producto no explote, no debe tocarse, aunque la mecha parezca apagada.

Qué hacer en caso de accidentes

Si toma fuego la ropa, se lo debe sofocar envolviendo al damnificado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo.

Lavar la zona lesionada con agua fría o helada disminuye el edema y calma el dolor.

Nunca colocar cremas, pomadas, ungüentos caseros o medicinales.

Cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas.

Concurrir al centro de salud más cercano.

En caso de incidentes que afecten la visión, no tocar ni realizar ninguna maniobra sobre los ojos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »